Publicidad
  Lo más reciente
Monterrey gana en Ramos Arizpe
Brilla Gelinas en triunfo de P...
Scouts observaron talento de R...
       

Link 1Link 2
Domingo, 26 de Marzo de 2017  
 
Home   >   Publicaciones
 Publicaciones anteriores:
 
Beisbografías
Francisco 'Cisco' Campos


Photobucket


Francisco “Cisco” Campos demostró con creces una excelsa naturalidad para batear, lo cual muy bien pudo haberlo instalado en el mejor béisbol del mundo.

En su libro biográfico “La gloria se acaba un día”, a pregunta expresa del dominicano Winston Llenas cita que en su debut con Guaymas aprendió “ese secreto” viendo batear desde la banca a los “Yaqui” Ríos, “Kiko” Castro, “Becerril” Fernández, Armando Murillo, entre otros estelares.

Así lo dijo, pero la verdad no lo creo.

Más bien, siento que trajo ese “don”, naturalito, el que fue puliendo conforme avanzaba en el juego de pelota porque sabemos que no sólo se aprende viendo, sino que también hay que ponerlo en práctica.

En su carrera de siete años en la pelota invernal y de verano, demostró ser un bateador de gran capacidad, siempre pegando sobre .300.  Incluso, cuando novato, salía de emergente ¡y conectaba de hit!

Photobucket

Con Guaymas a partir de 1966, primero como jardín derecho (luego receptor y primera base), jugó para grandes mánager en la historia del béisbol mexicano.

Guillermo Frayde fue su primer timón con Guaymas luego de firmarlo Abundio “Chino” Abundio por 800 pesos por mes… y su primer hit como profesional se lo dio a César “Oloroso” Gutiérrez.

“Había entrado de emergente en la séptima y tenía cuenta de 2-1 en contra cuando el empalmense en relevo largo me tiró una curva, la que conecté de línea hacia el jardín central donde estaba Marcelo Juárez”.
 
Terminada la campaña, a invitación de Memo Garibay para que jugara en la organización de los Charros desde que los Ostioneros visitaron Mazatlán, en enero del 67 se fue a un try out a Los Mochis y de ahí a Tehuacan de donde fue enviado a Orizaba en la Liga del Sureste donde enfermó de pulmonía por la humedad y lluvias imperantes en esa región.

De ese circuito pasó a la Liga Central con el equipo Fresnillo al mando de Marco Antonio “Marciano” Manzo, encontrándose ahí de compañeros a Maximino León, Gabriel Lugo, Cecilio Acosta, Lauro Villalobos y Ernesto Córdoba, entre otros noveles prospectos como él.

Por cierto, en ese circuito fue el campeón bat, el primero que iba a conseguir en su carrera.

Photobucket

En el invierno de enfrente volvió a Guaymas, pero antes de iniciar la campaña el manager Miguel “Pilo” Gaspar lo envió a la Liga del Noroeste con el equipo Santiago Escuincla, Nayarit, también sucursal de Los Charros.

En esa liga volvió a mostrar su talento al agenciarse el gallardete de bateo. En el  play off final perdieron el campeonto ante Tepic, sucursal de los Diablos Rojos.

¡Novato del Año!

Para el verano del 68, “Cisco” estaba más que listo para debutar con los Charros de Jalisco.

Todo empezó de nuevo en Tehuacan, Puebla:

En ese campo de pretemporada recibió grandes enseñanzas de entrenadores/instructores como Felipe “Burro” Hernández y los cubanos Manolo Fortes, Adolfo “Tribilín” Cabrera  y Ossie Alvarez, quienes se encargaron de “pulir” su capacidad bateadora.

Luego, su arribo a la Perla Tapatía no podía ser mejor: fue el  “Novato del Año” y Mejor Receptor con los Charros de Jalisco. En esa campaña bateó ¡.340!

Ese año bajo la dirección de Memo Garibay tuvo de compañero a todo un modelo a seguir y de gran inspiración: Orestes “Minnie” Miñoso, imagínese la clase de compañero que disfrutó en esos días el paisano.


Photobucket

En La Florida

Un momento importante de su naciente carrera ocurrió cuando precisamente en en 1968 Wilfredo Calviño, scout de los Rojos de Cincinnati, lo invitó a la Liga Instruccional de La Florida, enviándolo a Tampa Bay junto con el primera base Víctor Favela y el pítcher Manuel Uriarte.

El mismo cuenta que en uno de los partidos contra un equipo  sucursal de los Yankees, le tocó enfrentarse ni más ni menos que a Aurelio López y a su primer lanzamiento le conectó silvante línea de hit al derecho.

Esa estancia no iba a ser muy exitosa: Los tres regresaron al béisbol mexicano ante falta de oportunidades de juego con esa sucursal  de Cincy.

Campos tuvo mejor desempeño, teniendo invitación de los Rojos para que continuara con ellos en ese circuito, pero regresó a la Invernal con los Ostioneros Guaymas a los que ayudó a coronarse campeones bajo el mando de Ronaldo “Ronnie” Camacho.

Excelente bat

Ronnie Camacho  dice que “Cisco” se distinguió por ser un jugador todo en él natural y podía desempeñarse muy bien como cátcher, primera o cualquier jardín.

“Ese año me dio un “temporadón”   bateando y catcheando; fue quien le ganó un juego a Salvador “La Bullanga” Sánchez en Mazatlán con un doble al right, quitándole lo invicto.

En ese  invierno “La Bullanga” tenía 12--0 y el score fue 1-0. Por nosotros ganó Vicente Romo.


Fue su bateo lo mejor de él, donde era excelente. Conocía muy bien su zona de strike y su fuerte era batear entre right--center, (la ruta de los bateadores de .300). Buen bateador de curvas y siempre estaba de buen humor, muy buen compañero, sobre todo, muy noble”.

Tras la coronación con Guaymas, fue invitado por el equipo Moroleón –sucursal del Jalisco– en la Liga del Bajío, donde se enteró por un periódico que los Charros pidieron a Cincinnati un millón de dólares por su contrato y pues ya se imaginará, nada de nada, “mochos dólares, amigous”.

Su primer banderín

Hubo un capítulo muy especial en la  temporada de 67-68 que ya alguna vez se lo conté cuando Guaymas se coronó ante los Cañeros en Los Mochis… y ahí estaba “Cisco” Campos.

Resulta que tres horas antes del juego final, la directiva de Guaymas ¡vendió los servicios de Vicente Romo a los Cañeros para así poder pagar la nómina del equipo!

Estaba en el dogout ostionero y de ahí saltó al de los Cañeros para lanzar el juego decisivo por el título; sin embargo esa vez tuvo un contrincante en la loma que le ganó la partida: ¡su hermano Enrique!, quien con blanqueada de 3-0 ayudado por cuadrangular con uno en base del “Indio” Arturo Bernal, le dio el campeonato a Guaymas, qué cosa.

Ronnie, recuerda: “Teníamos problemas para recibir nuestras quincenas y a la semana siguiente Culiacan jugaba en Guaymas de acuerdo con el roll, pero nos fuimos a jugar la serie al “Angel Flores jugando como equipo de casa. 

Cita que el manager era Vinicio García y ahí tenía al tremendo “Borrego” Alvarez.

Después de esa serie, fue en Los Mochis cuando vendieron al “Huevo” en 50.000.00 pesos y empezaron a pagarnos algo de lo que nos debían”.

Campeón bat
 
En la temporada veraniega del 69, con Jalisco, el orgullo de Guaymas bateó .324, abajo del campeón, el venezolano “Inventor del hit”, Teolindo Acosta (+), de los Pericos de Puebla, quien pegó .354.

La siguiente temporada, jugando de primera base, estuvo en plan formidable ya que fue campeón bat (.358), superando a tipos que también tuvieron gran año al bat, como el mismo Teolindo, Oliverio Sparks (Monterrey) y Pancho García.

Francisco “Cisco” Campos también disfrutó otro banderín, como refuerzo de Guaymas, en los play off con los Tomateros de Culiacán tripulados por  Vinicio García; esa campaña 69-70 le ganaron a los Cañeros el séptimo decisivo y sería el primer banderín de esa franquicia en la pelota invernal.

Un cuadrangular de Clarence Jones y hermético relevo de José Ramón López fueron el puntillazo para la obtención del gallardete.

Los “Culichis traían a gente como Ildefonso Ruiz, Nicolás Vázquez, Rudy Sandoval, Marcelo Juárez, Angel Macías, Roberto Ortiz, Rubén Amaro y en el pitcheo a Horacio Piña, Cecilio Acosta, José Soto y José Ramón López. Mochis, a Tony Oliva, Sandy Valdespino, “Becerril”, “Chico” y Aurelio Rodríguez, Gregorio Luque…
 
Campeón con los Charros

En febrero del 71 Maury Wills lo quiso llevar de refuerzo con Naranjeros de Hermosillo a la primera incursión de México en Series del Caribe, esa ocasión, en San Juan Puerto Rico, invitación que rechazó porque en esos días previos había fallecido su señor padre.

Pero para el verano de aquel 1971,  “Cisco” Campos iba a formar parte de aquella “magia” del “Cananea” en su debut en 1971 como mánager en la Liga Mexicana al adjudicarse el gallardete ante Saltillo, dirigido por “El Sargento” Herrera.

Como recordarán, esa vez ganaron los últimos cuatro juegos tras perder los tres primeros para registrar ese hecho histórico por vez primera en el béisbol profesional mexicano.

En esa campaña bateó .305.

 

Photobucket


Llegaba la siguiente temporada invernal (71-72) de la Liga Mexicana del Pacífico y Francisco “Cisco” Campos tenía un nuevo equipo: Mayos de Navojoa

Pero, en esta temporada, inesperadamente todo iba a cambiar en su vida.

Primero, cuando aún no terminaba la celebración del campeonato del 71 a los Saraperos en el Tecnológico de Guadalajara, ¡se enteraba que había sido vendido al Unión Laguna a pesar de las grandes temporadas que les había dado!

Así, en este caso, confirmaba una vez más cómo primero Memo Garibay y ahora el “Cananea” Reyes y el gerente del equipo Jesús Carmona, simple y sencillamente nunca reconocieron y valoraron su gran talento en el tiempo que defendió los colores de Jalisco.

Así, de golpe, porrazo y sin avisarle, dejaban ir a otro club a un siempre potencial campeón bat como había ocurrido un año antes y un prospectazo de 23 años de edad.

 “Cisco” medio tomó las cosas con calma. Después de todo sabía que, y así siempre la calificó, la franquicia de Alvaro Lebrija no se distinguía precisamente por apoyar y proteger económica y socialmente a sus  jugadores y no le extrañaba, pero si molestaba, su cambio a los Algodoneros de Unión Laguna.

En el caso de Guaymas, al estar de nuevo la franquicia en total bancarrota y no tener con qué pagarle a sus jugadores el último mes de temporada 70-71, su última en el circuito, ¡había vendido y sacrificado el contrato de Campos a los Mayos!

Aprovechaba su gran valor “en el  mercado” (como si fuese un objeto) al estar ubicado entre los mejores jóvenes peloteros mexicanos del momento.

Photobucket

Mayos en gran temporada

Entusiasmado con la idea de reportar al siguiente verano con su nuevo equipo, de la misma forma llegó a Navojoa donde tuvo gran trato y atención de la directiva que había conjuntado un gran equipo tripulado por Tomás Herrera.

Con los Mayos estaban el receptor estadounidense Chuck Goggin, de gratos recuerdos en este béisbol y no se diga de Ramón “Abulón” Hernández, Abelardo Vega, Jaime López, Ernesto Espinoza, Gustavo Ramírez, Jorge Orta, Charlie Howard, Jim Ray Hart, Víctor Manuel Félix, Domingo Cruz y los pítchers Tomás Armas, Arnulfo Adame, César “Oloroso” Gutiérrez, Jim Marrujo, Lou Marone, entre otros norteamericanos.

“El Sargento”, tenía de coach a José Dolores “Lolito” Juárez y Mauro Contreras, así como de masajista al estimado Angel González.

Photobucket

La temporada para los mayos caminaba a flor de miel y Campos teniendo un excelente ritmo bateador con .333 de bateo que le tenía de puntero en el circuito sobre el “Niño Asesino”, Héctor Espino.

El equipo caminaba en el sendero del triunfo con el parque “Manuel “Ciclón” Echeverría” registrando grandes llenos.

Mala jugada del destino

Sin embargo, el destino les iba a tener una mala jugada, en especial a “Cisco” Campos.

El domingo 28 de octubre del 71 le ganaron 3-2 a los Cañeros; Campos pegó par de dobletes para seguir con su gran campaña bateadora y la siguiente serie sería en Culiacán.

El primer partido contra los Tomateros estaba programado para la noche del martes, pero el mánager Herrera decidió que era mejor salir de Navojoa desde el lunes a las nueve de la mañana.

La historia que siguió, fue trágica, lamentable, inesperada:

Camino a Culiacán, a la altura de San Miguel Zapotitlán, una población cercana a Los Mochis, el autobús que trasladaba al equipo de pronto se encontró en una curva con un trailer estacionado arriba de la cinta asfáltica y cuando el operador quiso esquivarlo ya era demasiado tarde.

El camión se estrelló por su parte derecha donde precisamente venía de pie, casi en el estribo, el gran pelotero guaymense que en esos instantes platicaba con “Lolito”, Angel González, Tomás Herrera y César Gutiérrez, quienes iban en los asientos delanteros.

“Cisco” iba en ese sitio porque, mire qué cosa, al no tener baño sanitario el autobús, le había dicho al operador que no aguantaba las ganas de orinar, teniendo como respuesta ¡hazlo ahí al pie de la puerta del camión!

Y exactamente cuando quiso intentarlo, el autobús estaba cuesta arriba sobre la sierrita de San Miguel Zapotitlán, por lo que esperó; sin embargo el destino estaba marcado:

De bajada, de pronto se percataron del trailer mal estacionado, y al grito de “¡aguas, chofer!”, trató de correr hacia la parte trasera, pero el jalón de la frenada lo devolvió a la parte de enfrente donde quedó prensado entre los fierros retorcidos.

Cuenta ahora “Cisco” Campos que desde que salieron de la Perla del Mayo estaba lloviendo, de modo que en medio del mal tiempo y estado de la carretera, a pesar del intento de frenar la unidad al chofer, Héctor Lagarda, le fue imposible evitar el impacto con las trágicas consecuencias ya contadas.

Ese fatal accidente carretero le iba a costar la amputación de su pierna derecha en una clínica de Guadalajara, Jalisco y el mánager Tomás Herrera, quien también sufrió lesiones en su cabeza, tomaría la decisión de retirarse del timón de los Mayos.

“La gloria se acaba en un día”

Lo ocurrido tras este triste capítulo, el mismo “Cisco” Campos lo narra en detalle de su libro biográfico que recientemente presentó en Guaymas a través de la asesoría del presidente de la Asociación Estatal de Cronistas Deportivos (ASOCRODE), Asención “Tibo” Sánchez.

La edición consta de dos mil libros, con un costo de 100 pesos, cuyo monto servirá de ayuda para la obtención de una nueva prótesis para tan distinguido ex beisbolista.

“El Tibo” Sánchez nos dice que la obra cuenta con una buena cantidad de gráficas y  también publica diversos aspectos de su carrera en el beisbol mexicano, incluyendo las lamentables causas que lo llevaron a su retiro dentro de los diamantes mexicanos, a pesar de estar en plenitud de facultades

Homenajeado por la ASOCRODE

Photobucket

Debo recordar que lo que fue el V  Congreso Estatal de 2004 de la ASOCRODE celebrado en Guaymas, se le rindió emotivo homenaje a “Cisco” Campos al lado de Alfredo “Yaqui” Ríos, Saúl “Silencioso” Villegas, Jaime López, José Luis “Chino” Valenzuela y al periodista Adán Agúndez.

Como ese acto, desde diciembre del 71, Francisco o “Cisco” Campos ha recibido múltiples homenajes y reconocimientos, siempre al lado de su señora esposa, nativa de la Perla de Occidente, María Alejandra González Estrada, con quien procreó a sus hijos Javier Alejandro, Francisco Froylán, Miryan Celene, Katia Irazema y Diana Karina. Ambos contrajeron matrimonio en Guadalajara en 1970.

“Cisco” nació el 28 de febrero de 1947 en Cananea, pero hizo de Guaymas su cuna por adopción cuando sus padres Francisco Froylan Campos Meza  y Ana María Uriarte Paredes, ya finados, cambiaron su domicilio a la ciudad y puerto.

A “Cisco” Campos, tío de Francisco “Pancho Ponches” Campos, todos mis respetos y admiración.

¿Quiéres opinar de esta Publicación? Hazlo aquí:
Nombre
Correo Electrónico
Tu comentario
Es muy importante que opines con tu nombre y dirección de correo electrónico verdaderos. A fin de mantener la buena conducta, queda estrictamente prohibido cualquier insulto, amenaza o insinuación hacia cualquier persona. No se permite el lenguaje difamatorio, obsceno u ofensivo, faltas de respeto y el uso de sobrenombres de mal gusto. Tampoco se permiten mensajes que violen los derechos a la intimidad de terceras personas. reydelosdeportes.com se reserva el derecho a decidir qué mensajes incumplen estas normas y eliminarlos sin previo aviso.
0 Comentarios


¿Eres usuario nuevo? Regístrate Aquí.

Para poder opinar NO necesitas estar registrado.

Si deseas poder participar en todas nuestras promociones y enterarte primero que nadie de nuestros concursos y novedades, llena este sencillo formulario y empezaras a gozar de los privilegios de formar parte de nuestros usuarios frecuentes.


ESTE REGISTRO ES TOTALMENTE CONFIDENCIAL.

 
©2008 Reydelosdeportes.com Todos los derechos reservados,
La republicación o redistribución del contenido del Reydelosdeportes.com queda expresamente prohibida.
Comentarios: contacto@Reydelosdeportes.com Publicidad: anúnciate con nosotros
Fundadores: Jorge Franco Esquerra y Alvaro Zamudio Díaz

Hemisferio Comunicaciones