Detalle noticia

Agencias

Ceremonia de los 3,000 de Beltré

ARLINGTON — Adrián Beltré tuvo una sensación única en un campo de béisbol cuando avistó a sus tres hijos corriendo hacia él. Y luego se fueron al muro del jardín central.

No fue hasta que desvelaron el logo que conmemoró el hit número 3.000 en la carrera de Beltré que los chicos retornaron para abrazar a su padre, el tercera base de 38 años de los Rangers de Texas que acababa de convertirse en el primer jugador nacido en la República Dominicana en alcanzar la gesta y el 31ero en la historia de las Grandes Ligas.

“Lo vivido tras el hit hoy, ese ha sido el mejor momento de mi vida”, dijo Beltré el domingo. “Cuando los vi, me sentí que estaba en una nube, por la felicidad que tenían dibujada en sus rostros. Fue un momento muy lindo, el disfrutar con ellos, mi familia, mi esposa”.

Beltré alcanzó el hito con un doble en el cuarto inning del partido que sus Rangers perdieron 10-6 ante los Orioles de Baltimore.

“Todos en el mundo del béisbol le guardan mucho respeto. No solo por las estadísticas, sino por la manera cómo ha manejado el éxito a través de los años”, comentó el manager de los Orioles Buck Showalter.

La pancarta fue desplegada arriba del jardín central para felicitar a Beltré tras su potente línea por la raya de tercera base. Sus compañeros, que se habían acomodado en el pasamanos de su dugout frente a la primera base a fin de estar lo más cerca posible del histórico momento, ingresaron al campo para festejar con él.

Las dos hijas del dominicano y su hijo de 10 años, Adrián Jr., dejaron sus localidades de primera fila cerca del dugout que compartían con otros miembros de su familia y corrieron al jardín central.

“La República Dominicana es un países con muchos grandes peloteros, y me siento orgulloso de ser parte de ellos”, dijo Beltré, destacando que el momento fue más especial por compartirlo con su padre al coincidir con el Día del Padre en la República Dominicana.

Con 38 años, Beltré cumple su 20ma temporada en las mayores.

Beltré es el cuarto pelotero latinoamericano con 3.000 hits. Los otros son el extinto puertorriqueño Roberto Clemente, el panameño Rod Carew y el cubano Rafael Palmeiro.

En una tarde calurosa, el público se puso de pie y empezó a aplaudir cuando se anunció el nombre de Beltré para el partido 2.771 de su carrera. Es apenas el tercer jugador que ha sido mayormente un tercera base en alcanzar los 3.000 hits, uniéndose a George Brett y Wade Boggs, ambos miembros del Salón de la Fama.

Beltré alcanzó la marca apenas minutos después que el puertorriqueño Iván Rodríguez, exreceptor de los Rangers, había completado su discurso al ser exaltado en el Salón de la Fama en Cooperstown, Nueva York.

Salvo circunstancias muy inusuales, el sumar 3.000 hits ha sido garantía de ingreso al templo de los inmortales del deporte.

Luego del cuarto inning, un mensaje pregrabado por Rodríguez en Cooperstown felicitando a Beltré por los 3.000 hits fue mostrado en las pantallas de video del estadio.

“Yo creo que es simplemente asombroso”, declaró Jeff Bagwell, que fue exaltado junto con Rodríguez. “Es un sorprendente jugador de béisbol, quizá uno de los mejores tercera base de todos los tiempos. Puede hacer de todo. Juega lesionado, batea por promedio, batea con poder, impulsa carreras. Es un gran, gran jugador”.

El otro jugador activo que está en el club de los 3.000 hits es el jardinero Ichiro Suzuki, de los Marlins de Miami. El japonés empezó la jornada empatado con Craig Biggio, miembro del Salón de la Fama, en el 22do puesto con 3.060 imparables.

El primer hit de Beltré fue cuando tenía 19 años en su campaña de novato con los Dodgers de Los Ángeles, el 24 de junio de 1998, cuatro años después de firmar con el equipo.

Después de siete temporadas con los Dodgers, pasó cinco años en Seattle y uno en Boston antes de unirse a los Rangers en 2011, el año en el que finalmente disputó una Serie Mundial.

El doble fue el hit número 1.111 de Beltré con los Rangers, luego de dar 949 con los Dodgers, 751 con los Marineros, y 189 en su única temporada con los Medias Rojas antes de firmar con Texas como agente libre.

Fue el doble número 605 en la carrera de Beltré, dejándole empatado con Paul Molitor en el 14to puesto de la tabla histórica. Beltré suma 454 jonrones para figurar en el 38vo puesto.

También ha ganado el Guante de Oro a la excelencia defensiva en cinco oportunidades. Había fijado un récord personal y de la franquicia con 62 juegos seguidos en la antesala sin un error hasta que cometió uno con un mal tiro el sábado en la noche y otro el domingo.

“Nunca pensé en acumular 3.000 hits, jugar 20 años, batear 400 jonrones. Nunca esperé que podría hacer eso, nunca me vi haciendo eso”, dijo Beltré. “Cuando juegas todos los días… haciéndolo lo mejor posible para ayudar al equipo, entonces los números se acumulan”.