Detalle Columna

Jesús Alberto Rubio

Espino… y el imaginativo

El gran power del Marlin Giancarlo Stanton.

•            ¿Ya vio el porcentaje que tienen los Dodgers sobre los otros 29 equipos de la Gran Carpa? Revise los standings y se dará cuenta de una notable diferencia, incluso sobre Astros y Los “numeritos” de Alfredo “Yaqui” Ríos, verá.

 Ah, Joe Girardi decidió sentar dos días a Aaron Judge. ¿Razón?: que se tome un descansito para que se recupere de su terrible racha: .179. No, pues sí.

Buena pregunta me hizo esta mañana el colega reportero gráfico de la Unison, Cruz Teros Canizales, la cual está abierta al foro para quien desee dar una respuesta.

La cuestión fue la siguiente: si Héctor Espino se hubiese establecido en Ligas Mayores –a partir de mediados de los años 60--, ¿con qué pelotero de esa época se pudo haber comparado?

Viendo sus estadísticas en la pelota mexicanal, Triple A y Series del Caribe, todo indica tenía el potencial-capacidad suficiente para ser un estelar en el mejor béisbol del mundo.

Entonces, la pregunta de Cruz Teros realmente cobra vigencia e interés ya que  la productividad ofensiva por más de dos décadas del “Niño Asesino” nos puede llevar a compararlo con otros grandes peloteros ligamayoristas a quienes “no les pedía nada” en bateo de porcentaje, jonrones y producidas.

¿Con quién equipararlo, cuántos jonrones pudo haber conectado; pudo haber sido un pelotero de .300  y mínimo 25 jonrones por temporada…?

Más que interesante, ¿no?

Rhys Hoskins

Y siguió la racha sorprendente del novato de los Filis, Rhys Hoskins: ¡pegó su jonrón once en 18 juegos!

¿De qué se trata…?

Ningún jugador en la historia de las Mayores había llegado tan rápido a esa cifra de cuadrangulares.

Fue el 10 de agosto cuando los cuáqueros lo convocaron desde su sucursal de la Triple A en Lehigh Valley… y no le erraron.

Ahora hay que estar atentos para ver hasta dónde llega el muchacho de 25 abriles nativo de Sacramento, la capital de California.

Al momento de escribir, Hoskins promedia .297, tiene 24 impulsadas, con once bases recibidas y 13 K.

Un filón de oro, todo indica.

El power de Stanton

El domingo, Giancarlo Stanton se convirtió en el primer jugador de la Liga Nacional que alcanza los 50 cuadrangulares desde que Prince Fielder conectó esa cifra para Milwaukee en 2007.

También el primero desde que Chris Davis de los Orioles, en la Liga Americana, tuvo 53 en el 2013.

Fue su 17 jonrón de Stanton en agosto, la segunda máxima cantidad en la historia de las Mayores en el mes, por detrás de los 18 de Rudy York en 1937 jugando en su primera temporada completa con los Tigres de Detroit en la que concluyó con el año con 35.

De acuerdo a ESPN's Stats and Info, Stanton es el sexto jugador de MLB en lograr 50 antes de que finalice agosto.

En ese exclusive grupo también están Sammy Sosa (tres veces) y Mark McGwire (dos), así como Barry Bonds, Luis González y Roger Maris (una vez cada quien).

En la Liga Nacional, la marca de 17 en Agosto era de Sosa (2001) y Willie Mays (1965).

Pero, reitero, el record de MLB corresponde a Rudy York con sus 18 en el 37.

De ellos, ya conoce quien utilizaba corchos y anabólicos…

Sí, quizá con excepción de York, Mays y ex NYY Maris (61 el 61/adiós los 60 de Ruth/record en el 27) de quienes no se tiene referencia alguna sobre si utilizaron alguna sustancia ya prohibida.

Ahora Stanton, también “limpiecito” hasta que no se demuestre lo contrario, va en camino a una campaña de 63 de vuelta entera.

Mínimo.

El cuatro veces convocado al Juego de Estrellas, quien utilizó el apodo “Cruz” durante el Players Weekend, encabeza la Liga Nacional en jonrones, empujadas, slugging y OPS.

Su premio al Jugador de la Semana es el sexto de su carrera y el cuarto de los Marlins en esta temporada.

PROFR. HÉCTOR BARRIOS FERNÁNDEZ:

Comparto las siguientes estadísticas de Alfredo "Yaqui" Ríos:

Liga Mexicana del Pacífico:

178 turnos al bat sin ser ponchado, 17-oct a 7-ene, 1959-1969 y 215 apariciones con un ponche, 1959-1960.

Dos temporadas líder en hits dobles 59-60 y 60-61.

Cinco años fue el No. 1 en hits conectados y 413 apariciones en una temporada (1967).

Dos temporadas consecutivas siendo líder en veces al bat, lo mismo en bases robadas (12) 1958-59 y (8) 1960-61.

De 1958 a 1971 865 juegos jugados, 3,423 veces al bat, 954 hits conectados, 355 carreras anotadas, 122 hits dobles, 9 triples, 15 jonrones, 303 carreras producidas y .279 PCT de bateo. Líder en carreras anotadas (29) 1959-60.

Liga Mexicana de Verano:

.290 de bateo, 1860 juegos, 7032 veces al bat, 900 carreras anotadas, 2041 hits conectados, 255 hits dobles, 74 hits triples, 46 jonrones, 715 carreras producidas, posición segunda y tercera base.

Miembro  del Salón de La Fama del Béisbol Mexicano.

¡FELICIDADES!

Excelente, profesor.


CESÁREO SUÁREZ NARANJO:

Se ha dicho, cuando alguien da un jonrón, que dio "un Bambinazo". Esto, no sólo en las Mayores, sino "en cualquier otra liga". Pero, si quisiéramos acuñar una expresión, acorde a nuestro béisbol y a nuestra idiosincrasia, tomando en cuenta al personaje más relevante en ese departamento, que lo fue Héctor Espino (¡sin menospreciar al Almirante Nelson!) si alguien, en la Liga Mexicana, conecta de cuatro esquinas... ¿Estaría bien decir "que dio un ESPINAZO?

Por otro lado, recuerdo las encuestas que se hacían para elegir a los mejores jugadores, a principios de los años 50, e integrar "El Equipo Ideal de la Liga Mexicana", con puros nacionales. Ahí se nombraban a tipos como Laureano Camacho y Bernardo López como catchers; primera base, el inamovible zurdo Ángel Castro; para la segunda quedaba entre Chile Gómez y Roberto Ávila; en tercera, Molinero Montes de Oca.

En las paradas cortas a Huevito Álvarez. Y, en los jardines, Felipe Montemayor, Chanquilón Díaz y Mala Torres. Y como lanzadores a Daniel Ríos, La Tuza Ramírez, Cochihuila Valenzuela.

A ver si recuerdo, después, al equipo de los extranjeros (en los que no podrían faltar Josh Gibson y Mamerto Dandridge). Chao.