Detalle Columna

Mtro. Fidencio Liendo Saldaña

En serie de pitcheo, dividen Juárez y Delicias

Con una división de honores arranco la serie semifinal entre Indios y Algodoneros, con una inesperada mala salida del pitcher Servando López, que venía siendo el caballo de los Indígenas en la postemporada, y que fue clave para que el equipo saliera con la derrota por 8-4 y, todo lo contrario, al día siguiente una muy buena labor de Álvaro Sandoval en la loma, condujo al equipo a un triunfo por blanqueada de 2-0, para emparejar la serie y dejar todo listo para que este fin de semana se jueguen los siguientes tres partidos en Delicias.

Con un ambiente muy húmedo y con amenaza de lluvia, la cual finalmente llego y suspendió el partido por una hora, aderezándolo con un apagón, dio inicio el primer partido observando que los toletes algodoneros traían poder, porque le conectaron batazos muy sólidos a la serpentina de López, a quien le hicieron 2 carreras en las dos primeras tandas, apoyándose, además, en su descontrol, que lo llevo a golpear a dos en la misma primera entrada.

Pero todo lo borro un salvaje cuadrangular por el izquierdo de José Torres con un compañero a bordo, que empato el marcador 2-2 y le regreso la esperanza a la afición teporaca.

Pero enseguida vino la debacle con 4 errores defensivos y un solo hit conectado por la ofensiva indígena en 5 entradas, ante la serpentina de Isaac Castro, ante ello, la opción inmediata para el alto mando aborigen, era sin duda, utilizar a la banca para que viniera a ayudar al equipo y jugar un béisbol grande, utilizando cualquier recurso que se presentara en el juego o que les facilitara el rival.

Sin embargo, pese a que, en varias ocasiones, el juego se prestó para mover a su gente, el manager Aarón Soto se murió con sus titulares y no saco del partido a uno solo, sobreviniendo la derrota.

Pero, al día siguiente, por fin vino al estadio Juárez Vive una excelente salida del zurdo Álvaro Sandoval, que solo permitió 4 hits sin carrera en trabajo de 5 y 2 tercios para llevarse el triunfo, adornando su trabajo con 6 ponches y contrario a su costumbre, solo regalo un par de boletos.

Dagoberto Vargas, continuo con su excelente trabajo como relevista intermedio o preparador, tirando 2 un tercio con un solo hit y 3 ponches y vino a salvar el partido Ricardo Jaquez, con par de ponches y elevado al izquierdo.

A la ofensiva, los indígenas fabricaron 4 de sus 6 carreras que hicieron en la serie con un par de cuadrangulares, de parte de los Torres, José el viernes y Ricardo en el segundo juego, que fue el batazo ganador, conectado en el cuarto rollo ante el pitcheo del zurdo Luis Sánchez.

Para este viernes se reanuda la serie por allá en tierras algodoneras y por ellos saltarán a la loma, Isaac Castro, Luis Sánchez y Tijerina Salinas, en tanto que por la Tribu se espera que Servando López se saque la espina y le brinde al equipo una buena salida, así como también esperamos otra buen trabajo del zurdo Álvaro Sandoval y para el domingo, pues irían los fronterizos con los que les quede disponible en su reservación, pudiendo ser Jovany Mundo, ideal por aquello de que “para que la cuña apriete tiene que ser del mismo palo”, Tijerina o Aguilar, Natanael Cota, sigue brillando por su ausencia, pues pese a que ya termino la Liga Clemente Grijalva, no ha reportado al equipo.

Mientras tanto, por allá en Parral, la cosa también marco división de honores, en una serie donde ninguno de los abridores, se pudo llevar el triunfo para su causa, solo Rene Medina, quien lanza los domingos, en labor de relevo se llevó el triunfo en el primer juego, Alberto Gutiérrez y Jesús Ceniceros no pudieron con la ofensiva parralense y fue el mismo caso de Alfonso Pulido y Leonel Martínez, que recibieron candela salida de los bates mazorqueros.

Y ya que tocamos el punto de que “para que la cuña apriete…”, los ex mineros Héctor Cano y Oscar Jasso, lideraron la ofensiva de los camarguense en ambos partidos, pegándole de palos al pitcheo minero, Cano se fue de 9-5 con jonrón y 5 producidas y Jasso bateo de 8-5, también con 5 impulsadas, veremos que resulta en estos tres duelos que serán ahora en el Alonso Ronquillo de la Perla del Conchos.

LUIS JUAREZ Y SULTANES AVENTAJAN 2-0 A MONCLOVA………..Gracias a la labor ofensiva de Luis Juárez, que sumo un jonrón y 5 de las 11 carreras que ha producido su equipo en los dos juegos que llevamos de la serie ante Monclova, los Sultanes de Monterrey aventajan en la serie de playoff por 2-0, misma situación que sacaron Leones ante Bravos y Pericos ante los Tigres, solo Rieleros y Toros salieron empatados 1-1, en el arranque de la postemporada en la Mexicana de verano.

Destaca también en el caso de los Sultanes, el trabajo en la loma de Ángel Castro, que tiro juego de 6 hits, con 2 carreras en 8 episodios y en el primero un relvo de un solo imparable en dos y un tercio para derrotar al as de la rotación acerera, Josh Lowey, en el primer juego.

En la serie entre León y Yucatán, su majestad el pitcheo se ha hecho presente, el primer dia con tremendo trabajo del cubano Yoaner Negrín, quien para empezar poncho a los primeros 7 en fila india, algo no muy fácil de conseguir en cualquier liga de este mundo, además tiro juego perfecto por espacio de 5 episodios y llego hasta la octava lanzando sin hit ni carrera, obviamente se llevó el triunfo por blanqueada de 2-0.

Pero atención, porque al día siguiente el venezolano Gustavo Moscoso, abridor de León, le regreso la afrenta tirándoles juego de una sola carrera y dos hits en 7 entradas, labor que fue desperdiciada por el conocido Gerardo Sánchez, cerrador de Bravos, quien en la novena permitió el empate y ya en la undécima un jonrón con uno a bordo de Ben Francisco, Yucatán se impuso por 5-3.

Puebla, actual campeón de la liga, también sumo un par de victorias ante Tigres, apoyándose en par de joyas de pitcheo de los norteamericanos Josh Roenicke y Josh Outman, entre ambos lanzaron 15 entradas permitiendo solo 3 carreras, y fueron apoyados por la ofensiva de Ricky Rodríguez con 5 impulsadas y grand slam y en el segundo de la serie un par de remolcadas cada uno para Jesús Arredondo e Issmael Salas.

Y, en la única serie que esta empatada, el primer día Rieleros sorprendió a medio mundo cuando con tres palos de vuelta entera, 2 de José Vargas más 1 de Jesse Castillo venció 7-3 al superlíder Tijuana, pero al día siguiente con la apertura del zurdo Miguel Peña y el salvado de Jason Urquidez que saco los últimos cuatro outs del juego, más las tres carreras empujadas de Cyle Hankerd, los Toros ganaron por 6-3.

Ahora las series se reanudarán este miércoles 16 pero en Monclova, León, Cancún y Aguascalientes, donde se jugarán los siguientes tres juegos, el quinto de ser necesario, claro está.  

AARON JUDGE, IMPONE RECORD, SUMA 33 JUEGOS AL HILO “PONCHANDOSE” ……….El novato jardinero derecho de los Yanquis de Nueva York, que causo sensación cuando gano el Home Run Derby del pasado Juego de las Estrellas, se ponchó ayer, ante los Mets y el relevista Goedeel, por 33avo juego seguido, racha que mantiene desde el pasado julio 8, superando la que impuso en 2012 Adam Dunn, de Medias Blancas, con 32, en ese lapso, Judge batea para un pésimo .191.

Con el ponche de ayer sumo 160 en lo que va del año, cuando solo faltan un mes y medio, alrededor de 40 juegos, por lo que podría imponer nueva marca para un novato, que posee en la Liga Americana, Pete Incaviglia de Texas, que acumulo 185 en 1986 y en la Nacional, Kris Bryant de Cachorros con 199 en 2015.

Judge poseedor de un poder enorme para botar la pelota del parque, es un pelotero que demuestra que la fuerza no le es todo en el béisbol, sino que esta debe ser acompañada por cosas como el ritmo, el martilleo de las muñecas, los swings cerrados y compactos, la forma de tirarle a la bola, entre otras.

Este gigantón jugador nos hace recordar a otro de los astros que han vestido la franela de los Yanquis de Nueva York, Reggie Jackson, quien es el rey del ponche en la MLB, hasta el día de hoy; Martínez Jackson también botaba la pelota del parque con mucha frecuencia, pero así mismo era pasado por la vía de los tres strikes en muchas ocasiones, desluciendo su trabajo.

Imagínese, él se ponchó en su carrera un total de 2597 veces, sumando más chocolates que nadie en la Gran Carpa y sumo 18 años con al menos 100 ponches, pero eso si cuando hacia contacto con la pelota la hacía volar por encima de la barda, sus swings eran siempre largos, desbrazándose y buscando desforrar siempre la viola.

En cambio, el jugador que más años, 10 en total, fue líder de menos ponches recibidos fue Nellie Fox, entre 1952 y 1962, mientras que Joe Sewell es poseedor de la marca de más juegos seguidos sin ser abanicado con 115 en el año de 1929.

Dean Chance, en 1965, impuso la marca de la Liga Americana de más veces al bat seguidas con ponchete, fueron 11 y Ryan Howard, tiene el record de más juegos con 4 ponches o más de por vida, con 27, jugando para los Filibusteros de Filadelfia, y para cerrar este asunto de los ponches, Adam Dunn con 222 y Mark Reynolds con 223, son los poseedores de las marcas de más ponches recibidos  en una campaña, en la Americana y Nacional, respectivamente…………HASTA LA PROXIMA email: filisa25@hotmail.com Twitter: fliendo_25